Investigadores del IBEC han desarrollado un sistema de Realidad Virtual para tratar problemas del habla

Según un estudio publicado en la revista Stroke, un equipo de investigación guiado por el psicólogo y neurocientífico Paül Verschure ha conseguido crear un tratamiento eficaz para afectados con problemas del habla con el uso de Realidad Virtual/Aumentada y basándose en los principios del aprendizaje  que podría integrarse en la práctica clínica y permitiría acceder a las personas con afasia -el trastorno neurológico causado por una lesión en la zona del cerebro responsable del lenguaje- a un tratamiento continuo incluso en la etapa crónica de la enfermedad.

Guy speaks

Uno de los dos grupos, el grupo de control, recibió terapia estándar dirigida a déficits lingüísticos específicos en un entorno de terapeuta-paciente, y el otro, el grupo experimental, recibió una terapia aumentada con RGSa (Sistema de Juegos de Rehabilitación para afasia, de sus siglas en inglés), que proporciona capacitación léxica y sintáctica de manera multimodal y orientada a realizar tareas relevantes de la vida cotidiana.

Transcurridos los dos meses de terapia, los resultados revelaron que ambos grupos habían mejorado significativamente en las pruebas primarias, en las que se evaluaron la función del lenguaje en personas con trastorno del lenguaje, y en las pruebas secundarias, en las que se evaluaron otros parámetros como el acceso léxico y la ejecución verbal de los estímulos entrenados, entre otros. Pero solo el grupo tratado con RGSa mejoró en la frecuencia comunicativa y en la efectividad en la vida cotidiana al finalizar el estudio y, además, mantuvo de manera significativa las mejoras en todas las pruebas una vez transcurridas 8 semanas.

En las sesiones de RGSa -que fueron supervisadas por un asistente sin ofrecer ningún elemento de la terapia estándar-, los pacientes se sentaron por parejas, uno frente al otro y con sus respectivas pantallas, e interactuaron realizando movimientos planares de brazos que se rastrearon y mapearon en las extremidades superiores de sus avatares, lo que les permitió interactuar con los objetos virtuales.

La práctica, que tenía formato de juego y estaba inspirada en la Terapia Intensiva de lenguaje-acción (ILAT, de su nombre en inglés), requería involucrarse en actos cotidianos de comunicación, solicitando objetos o entregándolos al otro jugador cuando este lo solicitaba. “El sistema de RGSa, se basa en la evidencia de que existen conexiones bidireccionales entre el sistema motor y los sistemas lingüísticos, por eso permite el uso de ambos brazos de una manera contextualizada y orientada a cumplir objetivos concretos”, comenta Paül Verschure.

“En concreto, el RGSa respalda la idea de que la actividad neuronal que se ve potenciada durante el procesamiento del lenguaje, que se lleva a cabo mediante la ejecución simultánea de gestos concretos y el uso del vocabulario asociado, facilitaría el desempeño lingüístico, y viceversa”, añade Verschure. De hecho, los resultados muestran una tendencia positiva también en las pruebas que evalúan la función motora, por eso los científicos investigarán la integración del lenguaje en la acción para la recuperación de los trastornos motores como, por ejemplo, en la hemiparesia, que hace referencia a la disminución de la fuerza motora o parálisis parcial que afecta a las extremidades de un lado del cuerpo.

“Los resultados enfatizan el potencial del RGSa para la mejoría y la estabilidad a largo plazo de los efectos del entrenamiento del lenguaje. Desde la perspectiva del cuidado de la salud, RGSa podría integrarse en la práctica clínica, permitiendo a las personas con afasia acceder a un entrenamiento continuo y a su propio ritmo, también en la etapa crónica de la enfermedad”, comenta Klaudia Grechuta, estudiante de doctorado en el grupo de SPECS del IBEC y primera autora del artículo.El Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) es centro de Excelencia Severo Ochoaymiembro del Instituto de Ciencia y Tecnología de Barcelona (BIST). Lleva a cabo investigación interdisciplinaria de excelencia en la frontera de la ingeniería y las ciencias de la vida con el fin de generar nuevo conocimiento integrando campos como la nanomedicina, la biofísica, la biotecnología la ingeniería de tejidos y las aplicaciones de tecnología de la información en el ámbito de la salud. El IBEC fue creado en 2005 por la Generalitat de Cataluña, la Universidad de Barcelona (UB) y la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC).

Fuentes :
https://www.espaciologopedico.com e Ibec

Deja tu comentario

Copyright Virtual Sight 2018